Evite la deshidratación, disponer de agua pura es clave para la salud

La mayor parte de tu cuerpo es agua. El agua puede llegar a representar entre el 50% y el 70% del peso corporal, según el sexo, edad y la composición de su cuerpo. Normalmente, los hombres contienen más agua corporal que las mujeres, debido a que poseen mayor cantidad de masa muscular.  El tejido magro también conocido como músculo o masa muscular tiene más agua que el tejido adiposo también conocido como masa grasa.   El cuerpo del adulto está compuesto de agua cerca de un 65%: 3/4 de nuestro cerebro y nuestro corazón, el 83% de nuestros pulmones y el 22% de nuestros huesos son agua, de modo que esa debe ser nuestra primera fuente si queremos gozar de salud. El agua es el componente esencial de todos los tejidos de nuestro organismo, por lo que su presencia es necesaria para que las células y tejidos del organismo funcionen correctamente. De hecho, todos los procesos que se producen dentro del cuerpo tienen lugar en un medio acuoso. 

¿Qué le pasa al cuerpo cuando dejas de beber agua?

El agua cumple con numerosas funciones en el organismo, entre las que se incluyen: el transporte de nutrientes y sustancias como vitaminas hidrosolubles, tonifica nuestro organismo dando cierta estructura a las células, hidrata la piel (reflejándose en una piel tersa) y los músculos (aportando al cuerpo un tejido muscular más firme y elástico), lubrica nuestros ojos y articulaciones, pero la principal función del agua es la regulación de la temperatura corporal, sabemos que a través de la transpiración, se pierde calor a medida que el agua se evapora en la piel.

Si bien un individuo puede permanecer varias semanas sin recibir alimento, no podría sobrevivir más de 3 a 5 días sin beber agua, aunque se han reportado casos de personas que lograron sobrevivir por más tiempo. De hecho, la sola pérdida del 10 % del agua corporal puede provocar alteraciones severas en el organismo, y si llega al 20 %, la vida misma entra en zona de riesgo, por lo que el tiempo de supervivencia varía, según cada persona.

¿Qué sucede en nuestro organismo al no hidratarnos?

En el cerebro hay un órgano regulador llamado hipotálamo que es el “centro de la sed”.  Cuando tu cuerpo se deshidrata, los receptores sensoriales (terminaciones nerviosas) del hipotálamo que se encuentran en lo que los científicos llaman el “centro de la sed” envían señales para la liberación de una hormona antidiurética. Esta hormona llega hasta los riñones y marca la aparición de acuaporinas, que son unas proteínas de las membranas de las células que pueden transportar moléculas de agua, permitiendo que la sangre retenga más agua en tu cuerpo, y cuando esto sucede, la orina se vuelve más oscura(coloramarillo intenso) y tiene un olor más fuerte, por lo que significa que el consumo de agua es insuficiente. 

Durante ese proceso de deshidratación, sentirás menos ganas de orinar y sentirás que segregas menos saliva, por lo que, es probable que te sientas mareado porque, en ese cambio abrupto, nuestro cerebro está tratando de adaptarse a la falta de su líquido esencial “El Agua”. ¡Importante para tener en cuenta!Los requerimientos de líquido se calculan por la cantidad de energía que el organismo utiliza: se calculan 1 ml a 1,5 ml por cada caloría, es decir, 1 a 1,5 Litro por cada 1000 calorías. Un cerebro deshidratado se contrae por la falta de agua, y debe trabajar más duro para lograr lo mismo que un cerebro que tenga suficiente agua. Además, activa una serie de mecanismos de adaptación para lograr seguir activo a pesar de la falta del líquido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *