¿Existe relación entre la pérdida de grasa corporal y el sudar?

Este es un punto muy importante y no se debe pasar por alto, aquellas personas que tienden a asociar el sudar con quemar grasa, esta creencia ha provocado que existan productos con supuestas propiedades para bajar de peso en donde su única función es hacernos perder agua, dentro de estas podemos encontrar bebidas con propiedades diuréticas, fajas, pants y cremas que la gente compra con la ilusión de que al ponerlas durante su entrenamiento sudaran más y bajaran de peso y aunque es cierto que bajas de peso esto no tiene nada que ver con perder grasa corporal si no con una deshidratación.

Por lo que al rehidratarse volverás a tu peso anterior y con la desventaja de haber sufrido un mayor estrés oxidativo, es por ello que debemos entender que para perder grasa necesitamos de promover un proceso de catabolismo lipídico en donde el organismo sea forzado a utilizar la masa grasa como sustrato energético y que esto se logra a partir de cuidar la alimentación y hacer ejercicio del tipo aeróbico de una forma correcta y que no tiene nada que ver con la producción excesiva de sudor inducido por estos productos.¡Atención a este dato!

El agua es esencial para el mantenimiento de la salud e inclusive ayuda a prevenir la deshidratación durante el entrenamiento, es bien sabido los múltiples efectos benéficos del tomar agua y sobre todo debemos siempre de cubrir nuestro requerimiento de líquidos diarios, sin embargo existen algunos productos comerciales en el mercado que son llamados como bebidas rehidratantes y están enfocadas a mantener una buena hidratación y mejorar el rendimiento deportivo en atletas, estos productos cumplen con ciertas características como, el estar elaborados a una concentración adecuada que permite su rápida absorción, además de contener electrolitos y glucosa para evitar la disminución de los depósitos de glucógeno y así mejorar el rendimiento deportivo.

Factores que debe poseer una bebida hidratante:

  • Volumen: 500 a 600 ml
  • Cantidad de CH: 6% de glucosa
  • Temperatura: 6-14 grados
  • PH: Ligeramente alcalino
  • Electrolitos: 2 moléculas de Sodio (Na) por 1 de glucosa

Estas bebidas funcionan muy bien sobre todo cuando un deportista ya se encuentra deshidratado tienen una mayor eficiencia que el agua para rehidratar, sin embargo su uso será solo durante el entrenamiento y no debe de utilizarse como pretexto para no cubrir con tus requerimientos de líquido total al día. Es muy benéfico el estar bien hidratado durante el entrenamiento, el consumo de agua ayuda a prevenir la deshidratación y es un componente muy importante dentro del organismo, e inclusive puedes combinar el tomar agua en tus sesiones de ejercicio con el uso de una buena bebida rehidratante lo que te permitirá tener un buen desempeño deportivo y mantener una buena hidratación a lo largo del día. Recuerda que el consumo de agua es indispensable e insustituible y si además deseas reponer electrolitos, no puedes dejar de descartar las bebidas rehidratantes, mantente bien hidratado y veras como tu rendimiento físico se encontrará en un nivel óptimo dando paso a buenos resultados en tu entrenamiento. 

Síntomas de la Deshidratación
  1. Sed, malestar, pérdida de apetito
  2. Disminuye rendimiento físico
  3. Náusea, se incrementa esfuerzo al desarrollar actividad física
  4. Dificultad para concentrarse
  5. Mareo, dificultad al respirar durante el ejercicio, debilidad
  6. Espasmos musculares, delirio, insomnio
  7. Fallas en sistema circulatorio y disfunción renal
¿Cuántos vasos al día?

La ingestión de líquidos antes, durante y después de la actividad física es necesaria para mantener el volumen de sangre circulante, lo cual se ha comprobado que es un factor importante en el rendimiento deportivo.
La cantidad de agua que debemos beber depende del organismo de cada persona y del entorno pero, lo más recomendable es que los hombres tomen entre 2,5 y 3,7 litros, y las mujeres, de 2 a 2,7 litros.
Es recomendable beber 1 o 2 vasos de agua nada más levantarse (en ayunas), así pondrás en marcha mecanismos de limpieza del organismo, especialmente pondrás en movimiento tus intestinos para activar el hábito intestinal.  Los científicos de la escuela de medicina de la Universidad de Harvard en 2015, aseguran que es imposible hacer una recomendación que sirva para la población en general; depende de la dieta, el clima, la edad, el sexo y el nivel de actividad física.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *